INVITACIÓN ESPECIAL

Amado Rubén

Ya casi es media noche, no logro conciliar el sueño, cuento números, doy vueltas y vueltas, de hecho no puedo dormir, me siento encarcelada en estas cuatro paredes, recuerdo nuestra platica de la tarde, al recibir tu llamada, me quede pensativa, un poco nostálgica, casi sin quererlo mis lágrimas empezaron a brotar, el pecho se me oprimió, me sentí tan impotente de no poder estar allí contigo, tomando café o un vino, disfrutando de su aroma que este emana.

Estar en casa no está siendo tan fácil, las horas pasan lentas, el tic tac del reloj de pared que tenemos colgado en el pasillo hace que me desespere, aunque por otro lado esto de la cuarentena me da tiempo para poder convivir con mis padres, hermana y sobrino, lo cual hace que no todo sea malo, estamos compartiendo desayuno, almuerzo y cena, por fin luego de tantos años estamos todos juntos sentados en el viejo comedor, dejando a un lado la tecnología para interactuar juntos, de este modo la situación es más sostenible incluso en ciertos ratos hasta divertido ya que estamos desempolvando nuestros juegos de mesa que solían ser clásicos en mi niñez ya sabes monopolio, ludo, ajedrez, entre otros.

Sin embargo yo me siento incompleta, ya que tú no estás aquí, es por ello amor que quiero invitarte a un encuentro mágico donde unamos nuestros pensamientos, al mismo tiempo, sacarte una cita diaria antes de dormir, leyendo los libros de nuestro escritor favorito, a la luz de la luna, la misma que nos cubre con su manto cada noche, hagamos que este aislamiento físico, no logre separarnos, así que te planteo esta cita, tu escoge el libro por el cual comenzar, yo pongo las tazas de café y tus piqueos favoritos, busquemos juntos en la tranquilidad de nuestra habitación las mil razones para estar felices, conozco lo mucho que disfrutas la lectura, ahora quiero saborearlo contigo, hagamos cada noche especial, que la magia de sus letras nos envuelva, que nos acerque virtualmente conectados por el mismo texto, así hacernos compañía y disfrutar más el tiempo. Quedo a la espera de tu respuesta.

Me despido con un fuerte abrazo y un beso a la distancia.

Monilbp1
Author: Monilbp1

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    No tengas miedo a estar tú en el texto. Se te siente distante de lo que estás escribiendo.

Deja una respuesta

5 × cinco =