INCRÉDULA

 Ella, la chica a la que todos ven; pero pocos conocen…

La que por mucho tiempo permaneció frente a diferentes situaciones, viendo cambios en las personas, observando, haciéndose un análisis crítico de cada suceso, a cada persona de su alrededor.

La que con el tiempo llegó a pensar en desechar o viendo las cosas en otra perspectiva pero de nada sirvió ese “nuevo mirar de la vida, del amor”… ideologías que fueron cambiando cuando le tocó vivir por ellos. Es ahí en dónde decide volver a lo mismo, volver a esa actitud incrédula, esa actitud que por un tiempo adoraba de ella y que volverá, pero no de la misma forma. Volverá más incrédula, en su interior rota pero muy segura de que no quiere volver a caer en lo mismo… en el abismo.

 

Ahora es más fuerte, más dura con ella, con las personas, no le importa si lastima o si la aman, quiere gozar, solo le importa ella.

No quiere amar, no quiere que la amen. No quiere porque se conoce, sabe que causa daño, y lo conoce. Por eso no quiere saber nada con el amor porque la daña. 

Prefiere el mundo de los libros, fines de semana en casa, matando ilusiones, eliminando falsas esperanzas y de vez en cuando embriagarse. 

 

Está decidida, sabe que la dañan pero se recupera cuando quiere y por eso ella se lo ocasiona, cuando quiere le pone fin y vuelve a salir, conoce gente, viaja, escucha nueva música y las hace sus favoritas por un tiempo prolongado hasta que se cansa y es ella nuevamente.

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Bazán

    Es único. Me fascino, me identifique 🙂

Deja una respuesta

siete + 1 =