Saltear al contenido principal

Hospitalización

TRAMA:
Mala alimentación.
Síntomas.
Desesperación.
Hospitalización.
No hay respuesta.
Diagnostico.
Recuperación.

ESQUEMA RIGUROSO:

DESESPERACIÓN
Erika entra a la habitación de su padre, ve es a su padre, en la cama, con el rostro desencajado totalmente, retorciéndose de dolor. Ella queda en shock, no sabe qué hacer. En ese mismo instante llega su hermano, carga a su padre, con dirección al auto, para llevarlo de emergencia al hospital.

-MALA ALIMENTACIÓN.
Cuando van camino al hospital. A Erika le llegan recuerdos de los días anteriores donde su padre no lleva un buen ritmo de vida, constantemente consumía mucha comida chatarra, no comía a sus horas. Además siempre tomaba gaseosa.

 

-HOSPITALIZACIÓN.
Al llegar a hospital él conductor avión da que ya han llegado y saca a Erika de su transe. Todos bajan y se dirigen a recepción. Un médico los atiende e inmediatamente ordena que lo coloquen en una camilla y lo lleven a sala de emergencia. Les dice a los familiares que se dirijan a la sala de espera.

-NO HAY RESPUESTA.
Pasan las horas el doctor no sale de emergencias. Nadie les quiere dar información sobre la salud del padre de Erika. Todos están cansados de esperar.
SINTOMAS.
Erika, cansada de tanto empezar se cuestiona ¿qué causó los dolores tan intensos a su padre? Así es como recuerda los días anteriores que su padre estaba presentando síntomas que él paso por desapercibidos.

-DIAGNOSTICO.
El doctor llega a lugar, con el alboroto Erika senda cuenta que ya había resultados sobre lo que pasó con su padre. Él doctor se dirige a ellos y dice: -El señor Gregorio tiene diabetes tipo dos, su glucosa y los triglicéridos están demasiado altos. Tendrá que quedarse internado hasta que se estabilice.- Pasa el día con sueros e inyecciones para restablecer su salud.

-RECUPERACIÓN.
Luego de dos días en el hospital, le dan de alta. Pero el doctor de dice que debe ir a la nutricionista para que lleve una dieta balanceada.

RELATO:

Erika entra a la habitación de su padre, ve es a su padre, en la cama, con el rostro desencajado totalmente, retorciéndose de dolor, hasta llegar a las lagrimas. Al ver a su padre en ese estado queda en shock, no sabe qué hacer para ayudarlo, sin darse cuenta sus lágrimas caen por sus pómulos. En ese instante aparece su hermano, mira apenado la escena. Se dirige a la cama carga a su padre, baja las escaleras. Lo lleva al auto, lo acomoda allí. Luego de eso Erika junto a su madre suben al auto. Todos van de camino al hospital.
Erika es abrazada por su madre mientras limpia sus lágrimas. Se vienen los recuerdos de los meses anteriores donde cada día se repetía la misma rutina. Su padre desayunaba tarde, a veces simplemente no lo hacía, por más que Erika le insistía, él simplemente repetía que no tenía hambre. Él padre de Erika lo único que comía era frituras acompañadas de gaseosa. Además de eso cuando salía temprano de casa no almorzaba, lo único que consumía durante toda la tarde era gaseosa, al llegar a su hogar se preparaba hamburguesas y así era su rutina durante meses. Cuando le decían que debía comer ensaladas decía que no le gustan. El conductor avisa que ya llagaron al lugar. Así hace que Erika salga de su trance.

Todos bajan del auto rápidamente, El hermano de Erika vuelve a Cargar a su padre, desesperados entran por la sala de emergencia. Un médico los atiende, inmediatamente ordena a las enfermeras que lo coloquen en una camilla y lo lleven a sala de emergencia para que le hagan los exámenes correspondientes. Luego de eso les dice que llenen la hoja de filiación en la recepción. La madre de Erika quiere entrar a emergencia a ver a su esposo. Pero el doctor encargado le dice que los familiares se dirijan a la sala de espera hasta que se hagan los exámenes correspondientes.
Pasan las horas sentados, con sus rostros llenos de preocupación esperando que el doctor o alguna enfermera les diga el diagnostico. Pero nadie sale de emergencias. El hermano de Erika va a preguntar en recepción. Pero nadie les quiere dar información sobre la salud del padre de Erika.
Todos están cansados de esperar, Erika se pone a pensar sobre que causo a su padre ese dolor tan insoportable en el estómago. Se le viene a la mente los días anteriores que a su padre se le notaba un poco decaído, que había bajaba de peso, se levantaba la madrugada porque tenía mucha sed. Así paso el tiempo divagando en sus propias ideas buscando respuestas sobre todo lo ocurrido.

Luego de cinco horas esperando en ese cuarto con paredes blancas, en silencio. Se escuchan pasos que se van acercando poco a poco, es el doctor llega a donde están sentados y les dice: -Los exámenes que le realizamos al señor Gregorio indican claramente que tiene diabetes tipo dos, su glucosa y los triglicéridos están demasiado altos (a tope.) Tendrá que quedarse internado por unos días hasta que se estabilice totalmente y le realicen más exámenes para ver debido a que tiene los triglicéridos demasiado alto.- Pasa el día con sueros e inyecciones para restablecer su salud. Se puede ver en el rostro de Gregorio pálido, sin ganas de hacer nada.

Así pasan los días, su familia visita a Gregorio, para darle fuerzas desearle que se recupere pronto. Él mientras todo ese tiempo siempre está conectado a un suero o sino esta con inyecciones. Luego de dos días en el hospital, le dan de alta. Pero el doctor le dice: -Señor tiene que alimentarse adecuadamente, debe tomar los medicamentos que están en la receta médica. Además que debe venir en estos días para que la nutricionista, le diga que alimentos debe consumir en cada una de sus comidas y lleve una dieta balanceada, por favor evite tomar bebidas con preservantes y/o frituras para que su salud mejore y no tenga una recaída nuevamente. También haga ejercicio esto complementará con su dieta.- Luego de eso el doctor se retira.
Todos se dirigen a la salida del hospital, un poco más aliviados por el pronóstico del doctor. A Erika se le puede ver con el rosto demacrado de todas las noches sin dormir, pero ya tiene una sonrisa en el rostro.

Erika Diaz Cubas

La mejor forma de disfrutar cada instante es haciendo algo que te gusta y amando cada paso que das.
…………………………………………………………………..
Tomar una taza de café, con el olor tan exquisito a libro nuevo es una sensación Inefable…

Volver arriba