Saltear al contenido principal

EN MEDIO DE LA FIESTA

Era sábado, esperaba este día con ansia, la fiesta de fin de año de la financiera y la oportunidad perfecta para estar en compañía de mi novio Ángelo, estábamos juntos desde hacía tres meses atrás, él era increíble, lo consideraba mi alma gemela, estábamos felices de terminar otro año lleno de éxitos, dificultades y gajes del oficio, nos divertimos mucho, bailamos con la orquesta, disfrutamos el buffet y jugamos hasta caer de cansancio.

La noche llegaba y el evento terminaba, muchos ya estaban ebrios y decidieron retirarse a sus casas para descansar, y otro pequeño grupo en el cual me encontraba con Ángelo planeaba ir a una discoteca a bailar y seguir la parranda, algunos se adelantaron para buscar el lugar, como yo pertenecía a la logística me quede terminando de ultimar algunos detalles con mi jefe, de reojo vi como mi novio iba caminando con un grupo de chicas, una de ellas era la psicóloga de la empresa, la verdad nunca tuve contacto con ella pero imagine que el solo las estaba acompañando por caballerosidad, después de media hora me dirigí a la salida del lugar y en una de las sillas estaba la chaqueta de Ángelo, así que la recogí y alcance al grupo en un bar.

Al llegar me encontré con la sorpresa de que mi novio estaba en medio del grupo de chicas hablando con la psicóloga de una manera que me molesto mucho, decidí sentarme con otros compañeros y esperar su reacción cuando me viera, los minutos pasaron y el seguía bebiendo y riendo con ellas, la furia se apodero de mí y el trago me impulso a hacer algo que jamás creí capaz, me levante hasta donde se encontraban y le lance la chaqueta en la cara, formé un gran escándalo y las chicas decidieron retirarse al verme en ese estado, a Ángelo no le importó nada, solo salió detrás de ellas dejándome sola en la mesa, solo pude llorar de tristeza y decepción. Después de media hora, estaba por irme cuando el apareció de repente, y la fuerza de voluntad se me fue, lo abrace, bailamos, el me brindo un trago, brindamos y le pedí una explicación de su comportamiento anterior, pero él estaba como ido, y su respuesta fue “no tenemos nada serio”

Eso me ofendió profundamente, lo abofetee y tome mi bolso para irme, cuando me tomó del brazo con mucha fuerza, no podía zafarme y le pregunte que le pasaba, a lo que él me respondió que estaba bajo el efecto de la marihuana, quede helada pues nunca imagine que alguien tan centrado pudiera consumir droga, decidida a salir, di unos cuantos pasos hacia la salida cuando de repente la vista se me nublo y un gran zumbido retumbo en mi cabeza…..

Me encanta leer y escribir y dejar volar mi imaginación hasta los confines del universo, soñar despierto es una aventura increible.

Volver arriba