En la sana distancia Reto 1

En la sana distancia. Reto 1   Por: Lucía Argoytia

Mi querida Doña Susy:

Hoy no será un día normal, no podré ir a  saludarla ni a abrazarla como todas las mañanas.

Esta vez no será el muro del jardín el que nos separe, sino algo  pequeño y poderoso que por un tiempo nos mantendrá a distancia.

Pero ¿Sabe una cosa Doña Susy? “No hay mal que por bien no venga”, y hay mucho que usted y yo aprenderemos en esta sana distancia.

No abrazaremos… pero dejaremos que la vida nos abrace.

Evitaremos el contacto físico…pero nos mantendremos en contacto.

Guardaremos distancia…pero no actuaremos distantes.

Permaneceremos en casa… pero no dejaremos que la casa nos encierre.

Cubriremos nuestra boca…pero abriremos nuestra alma.

Como ve, ese algo pequeño y poderoso nos pide regresar a lo básico, a lo esencial; para reencontrarnos con nuestra propia humanidad.

La naturaleza se está sanando a sí misma y la única forma de también sanar nosotros, es en aislamiento y en soledad. Si salimos de esta cuarentena igual que como entramos, no habremos aprendido nada.

Todos los días la esperaré a las nueve de mañana, para saludarnos desde la ventana y dejarnos besar por los primeros rayos del sol, acariciar por el canto de los pájaros, y abrazar por la bendición de Dios.

Hoy no será un día normal, será un día especial…en nuestra sana distancia.

lucia_argoytia
Author: lucia_argoytia

1

Deja una respuesta

10 + siete =