El regalo anhelado

Era el año 1997 en ciudad de Panamá, gobernaba el Presidente Ernesto P. Balladares del partido revolucionario democrático.  El país se encontraba completamente dividido, las clases políticas altas, querían privatizar los servicios públicos, (luz, agua, telefonía), mientras que la clases media y obrera, protestaban activamente en las calles, tratando de hacer presión suficiente y así lograr la derogación a los proyectos de ley que avalaban esta medida. 

El gobierno alegaba, que el país se encontraba estancado y necesitábamos lograr pasar a manos de empresas extranjeras, la telefónica y así poder emerger a una nueva era tecnológica donde lograríamos poder tener internet y muchas otras mejoras en nuestras hogares.

Para mi el hecho de pensar en eso, era como ser parte de un episodio de Star Trek una de mis series favoritas, por el hecho de soñar con poder tener tanta tecnología, ósea algo inalcanzable.   

Siempre fui un Soñador, siempre imaginando despierto estar realizando las más descabelladas e increíbles hazañas, a pesar de vivir con algunas carencias, en artículos de moda, a mi hermano y a mi nunca nos hizo falta nada.

Soñaba con tener una computadora, recuerdo en aquel entonces ya por los años 1999 ir a casa de mis primos, a los que sus padres llenaban con todos los caprichos que a sus jóvenes mentes podían venir, tratando así de suplir el abandono y ausencia de ambos, por el hecho de haberse  separado y a su vez formado nuevas familias dejándolos al cuidado de sus bisabuelos.

¿Pueden imaginar cual fue uno de sus caprichos?, así es, mi tan anhelada computadora. Miraba con asombro y con esa atención característica en mi cuando algo me apasiona; como usaban una vieja conexión Dial Up, en ese entonces ultima tecnología para conectarse a internet, y que ahora que lo pienso, era tan pero tan desesperante que podían demorar hasta 5 días descargando una canción en formato mp3, de la popular plataforma Napster.

La verdad este fue un gran tiempo en mi vida, de aprendizaje, de nuevos descubrimientos y donde se me abrieron las puertas a un sin numero de posibilidades, que antes solo podía soñar.

Para no alargarles la historia, tres años después, mi padre por medio de un crédito a plazos y con mucho esfuerzo me compro mi primera computadora.

Desde ese momento mi vida cambio, y me encamine para ser lo que hoy soy. Arquitecto diseñador especialista en dibujo asistido por computadora.

Nunca dejes de soñar.

 

1

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. David Gómez

    Excelente historia

  2. romina

    ¿Cual es el año en el que te centras, el que dibujas el marco temporal? Revisa bien el PG y no olvides la corrección, es tiempo de empezar a exigirnos en ello, reemplazar repeticiones.

Deja una respuesta

7 − 7 =