Saltear al contenido principal

El Hoy Y El Ayer

  1. PASADO: Mi mejor amigo

Estábamos en fila para comprar las entradas a KidZania, era la primera vez que iba y me entusiasmaba la idea de que ese sueño de mi niñez amada por fin se cumpliría. A mi lado estaba mi confidente de toda la vida, Valery, vestía unos vaqueros negros y una playera color  rosa, al igual que yo;  habíamos acordado vestir igual ese día.

Esperamos cerca de 20 minutos, el tiempo pasaba lentamente  pero, después de lo que nos pareció una  eternidad,  por fin entramos. En el recibidor nos dieron a cada una nuestros “pases de abordar” que eran más bien los tickets de entrada , un plano del lugar, 100 kidzos que era la moneda de ahí; nos colocaron una pulsera amarillo chillón para identificarnos como habitantes de KidZania.

Al entrar no pude contener mi emoción, a pesar de que rebasaba la edad de la mayoría de los niños, estaba dispuesta a disfrutar todo lo posible ese día, pues el ver cumplido mi sueño de ir a aquel lugar, fue gracias a mi mejor amiga, Valery.

Lo primero que hicimos fue ir a pedir trabajo en el periódico Excelsior, nos uniformaron con unos chalecos de color café que tenía muchos logos y servían para identificarnos como reporteras; nuestro trabajo consistió en hacer una noticia sobre los catástrofes que dejó el  incendio en un edificio. Nos pagaron 15 kidzos.

La mayor parte de nuestro día se paso de ir de un trabajo a otro, fuimos trabajadoras en diversas empresas: Jumex, Tetrapack, Domino´s, además, formamos parte de la policía federal.

No todo fue trabajo, también fuimos a varios juegos, mi favorito fue un circuito en el que  había que escalar, deslizarse, caminar sobre  estructuras muy delgadas en la que sentías que en cualquier momento caerías.

Al finalizar el día, cuando todo se hallaba ya apagado, en Kidzania, comenzó una ligera lluvia y como cuales niñas que en ese momento volvimos a ser, nos pusimos a jugar bajo la lluvia, nos daba igual el frio o las futuras consecuencias de resfriado, en ese momento recordamos que tras muchas desoladoras circunstancias, Vale y yo siempre habíamos estado unidas por más de 10 años, en ese momento juramos que mas que amigas seríamos hermanas en las buenas y en las malas.

 

  1. PRESENTE: Un mal amigo

Dejo caer la carta que sostenía entre mis manos, trato de procesar la información lo más tranquila que puedo pero me es imposible. Me levanto bruscamente de mi asiento y comienzo a andar hacia la silla de mi “amiga” que está del lado contrario del salón.

La sangre me hierve y siento el corazón a punto de salirse de mi pecho, ¿Cómo puede ser que alguien a quien le has confiado  tu mayor secreto lo usa a beneficio suyo? ¿Es posible tanta maldad?. Ella ha cometido muchos errores en mi contra y nunca he dicho o reprochado nada, pero esto me sobre pasa. Las letras de la carta resuenan aun frescas en mi mente.

A ella, a mi “amiga” solo le he dicho ese secreto, diciendo que algunas cosas de él no me parecían del todo ¿Pero a quién le parece bien todo de alguien? Sé que es un error haber dicho eso, más,  cuando yo sospechaba que ella tenía sentimientos distintos a la amistad por él.

Estoy a punto de llegar a la silla de ella cuando  varios me interceptan, entre ellos Paola pidiendo que me serene, antes de hacer una locura, pero no la escucho y sigo caminando, esquivando a la barrera humana que me han formado enfrente. Cuando estoy a tan solo un metro de ella me detengo en seco para contemplar algo para lo que no estaba preparada…

Mi “amiga” y mi ahora ex novio, están en un apasionado beso…

Liz_Luna

la vida da lecciones, no siempre de la forma que esperamos, pero es nuestra elección seguir adelante o vivir entre fantasmas del ayer...

Volver arriba