El Edén

Trama

1. Un día emocionante

Planificamos una excursión, para conocer un lugar del cual solo habíamos escuchado historias, mi prima, mi novia, mi cuñado y una amiga me acompañaban.

2. Encontramos el paraíso.

Luego de una gran caminata, encontramos un lugar espectacular, era mejor de lo que nos habíamos imaginado, quedamos maravillados.

3. Competencia hasta la roca.

Mi cuñado y yo , hicimos una competencia hasta la gran roca aplanada en medio del rio, luego fuimos a explorar mas allá.

4. Grito de auxilio (Clímax).

Escuchamos un grito, nos percatamos que mi prima, que no sabia nadar estaba en medio del rio. Regresamos los mas rápido posible.

5. Mi vida en un segundo (Apogeo).

Ya cansado y sin fuerzas, me hundí hasta el fondo del rio. Pude ver pasar imágenes de mi vida, hasta que lograron sacarme.

6. La salvación.  

Otras personas llegaron al lugar y nos ayudaron, sin ellos no hubiese contado esta historia.

 

 

 Relato:

Veo como mi vida pasa ante mis ojos, como una película de Hollywood, mientras me hundo en las profundidades del rio Majagua. Ya no tengo fuerzas, mis cansados brazos, por más que se los ordene no responden. Puedo ver el cielo azul, mientras caigo despaldas hacia el lecho del gran rio, como si lo viera atravez de una gran lupa. El sol brillante dibuja siluetas en el agua , al chocar con la rama de los árboles. ¿Será este mi final?

Estaba emocionado, al punto de no poder dormir la noche anterior. Habíamos planeado una gran caminata a través de la montaña, para descubrir un lugar del cual solo habíamos escuchado historias. La gente lo llamaba Edén. La verdad yo estaba muy incrédulo, en mi cabeza no cabía la posibilidad de que en mi pueblo existiese un lugar así. 

Luego de una hora de largo camino, con sinuosas colinas, mis piernas empezaban a quejarse. De pronto empezamos a abrirnos paso por medio de la maleza, y lo que mis ojos vieron a continuación, fue incluso más  grande de lo que pude haberme imaginado.

Una majestuosa cascada, bañaba de manera extraordinaria, el muro rocoso, del cual salía una vegetación increíble llena de coloridas flores, parecía un gran cuadro, pintado por el más extraordinario artista. Custodiada por el agua, como si fuese una gran cortina se encontraba una gran cueva a la que podías llegar deslizándote a través del agua.

Alrededor arboles frondosos, creaban una sombra espectacular para tumbarse y relajarse del ruido relajante de la cascada. Pero lo que más capto mi atención fue la gran roca aplanada justo en medio del charco, tan llamativa como una hermosa isla.

Sin pensarlo dos veces, mi cuñado y yo jugamos unas carreras, y cual delfines, nadamos con gran vigor hasta la gran roca central. Decidimos explorar un poco y encontrar las maravillas ocultas que nos ofrecía aquel lugar. Mi novia, mi prima y mi amiga, quedaron jugueteando en la orilla, así que me moví confiado. 

De pronto con un gran grito de desesperación, escuche mi nombre, al percatarme  vi a mi prima en la parte profunda del rio, exclame ¡Dios mío ella no sabe nadar!, mi novia y mi amiga trataban de mantenerla a flote, mientras mi cuñado y yo nadábamos los mas rápido que podíamos de regreso, nos habíamos alejado mucho en nuestro afán de exploración. 

Cuando pudimos llegar estábamos exhaustos, mi corazón se quería salir de mi pecho, y tampoco podía contener el aliento. Trate de colocarme detrás de mi prima para llevarla hacia la orilla, pero fue inútil.  Me sentí como un cuadripléjico, mis manos y piernas no me respondían. 

En medio del alboroto y la confusión, sentí un gran chapuzón, otros chicos que habían llegado al lugar se lanzaron y de un jalón sacaron a mi prima, yo sin embargo como una gran piedra empecé a caer de espaldas hasta el fondo . 

¿Será este mi final?

Era lo que más pasaba por mi mente , no puedo decirles cuanto tiempo estuve bajo el agua, hasta que los chicos que habían llegado lograron ayudarme. Después de esta experiencia no he vuelto a ser el mismo, el hecho se sentir el final inminente en tu vida, te da un poder mágico de poner el tiempo en cámara lenta, para reflexionar y poder hacer los grandes cambios, que tu vida necesita. Aprovecha las nuevas oportunidades que la vida te da y has la diferencia en el medio en el cual te desenvuelves. 

 

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    bien la alternancia, nos falta más desarrollo en el inicio, generar la tensión para el lector.

Deja una respuesta

quince − once =