Saltear al contenido principal

DOSIS DE FÉ

RETO #5

Estoy caminando a pasos de bebé para lograr uno de mis grandes sueños; puedo visualizarlo; tocarlos en  mi mente; veo que es un proyecto grandioso y con mucho éxito.  Crear mi Centro de Psicoprofilaxis y Estimulación Prenatal es mi meta y sé que es tuya también.

Ahora sólo tengo un par de colchonetas, dos pelotas rojas gigantes, mi laptop, un escritorio gris muy bonito, una silla giratoria que parece un juego para niños, yo y mis pensamientos giramos en ella;  todo en una pequeña oficina acogedora, este proyecto logra estar presente en mis sueños, sueño con él…hace un par de meses que se convirtió en mi pasión, y sé que puedo lograrlo, me encanta esta área de mi carrera; ya que puede tocar el lado más sensible del ser humano, enseñar a padres técnicas para estimular y conectarse con su hijo desde el vientre, prepararse para la llegada de un nuevo ser y todo lo que implica el trabajo del parto, son muchas actividades que me ayudan a poder estar en contacto con los nuevos Padres, me maravilla ver a los papás besar el vientre de sus esposas, sé que por medio de este proyecto podré lograr que muchas personas tengan conciencia de la gran responsabilidad que tienen de poder criar a un hijo, de manifestarles su amor, de vincularse hasta la médula con ellos, mi proyecto no tiene como fin llenarme los bolsillos y ser rica. Sólo tengo plena conciencia que podré dejar la semilla de:  Esperanza de un mundo mejor en los corazones de los nuevos Padres, sé que mi servicio podría compararse a una gota en medio de un mar pero siento que necesito contribuir a que esto pueda llevarse a cabo. Es mi sentir.

Me dejo llevar por la pasión de mi proyecto como una hoja es llevada por un arroyo diáfano que corre y corre perdiéndose en medio de paisajes selváticos acompañado de un sol radiante como ahora, dibujo en mi mente el ambiente final de mi proyecto las plantas son infaltables y los colores pasteles mis favoritos, a todo este ambiente progresista llegan los obstáculos como piedritas en los zapatos, tengo que quitarlas una por una, he sabido de un buen líder Jeffrey R. Holland que nos anima con esta frase: Nada que valga la pena es fácil, uno de mis obstáculos es el capital que aún me hace falta, un local más amplio, atraer más clientes, diseñar mi página web, selecciono cuál de éstos obstáculos puedo sacar de mi camino y medito mucho en ello poco a poco empiezo a desenredar mi mente: primero atraer clientes, para eso realizo un plan en borrador, creo y promociono mi página web, mi círculo más cercano es una gran ayuda, mando a hacer un pequeño anuncio y lo coloco fuera de mi casa, los dolores de nuca y espalda piden descanso, me siento cansada, el verdugo de mi mente o mi otro yo negativo me habla diciéndome ¿si no funciona? ¿Dónde conseguirás más dinero? Converso sola con él y le brindo mis respuestas con aires de que él es sólo un intruso pesimista voy a mi cuarto a solas y me inyecto dosis de fé por medio de una oración sincera  a mi Padre Celestial, él sabe todos mis  sueños y anhelos, sé que él desea que seamos exitosos en todo aspecto y sé que desea el mío, ayer tuve a mi segunda paciente y eso me puso tan contenta pude celebrarlo con un rico almuerzo acompañada de mi compañero eterno mi esposo, él es el primero en celebrar mis pequeños logros y también en auxiliar mis caídas. Sé que aún me falta mucho por caminar pero lo estoy haciendo y sé que lo lograré.

GIANINA EROMERO

Me gusta transmitir esperanza de un mundo mejor y que las adversidades nos regalan las mas ricas enseñanzas para siempre.

Volver arriba