Cuando todo esto termine

Adrián, ¿cómo estás? ¿Aún dibujas caballos galopando en el campo? Me muero de ansias por poder ver tu bocetos, aquellas caricaturas que me hacían soñar con un día mejor uno en que quizás corríamos de la misma forma a través de un prado sin preocupaciones. Y cada vez que miro la luna pienso en tu sonrisa que me consuela en la inmensa oscuridad del cielo y me trae la promesa de un día mejor, y la noche es más cálida cuando pienso que compartimos el mismo cielo. En las mañanas el tiempo pasa más lento, es increíble lo reconfortante que puede ser una tasa de café si la comparto con mi madre y mi hermanito, es mucho más ameno con el cachorro que le regalamos a mamá por su cumpleaños, es tan travieso y glotón que solo puedo concentrarme en él. Siempre que lo veo pienso en el perrito que tenías cuando eras niño, aquel samoyedo del que me hablas te una tarde como esta, y como tuviste que separarte de él porque no podían tenerlo en el apartamento. Te prometo que tan pronto como esto termine te regalarle un cachorro igual, elegiré al cachorro más blanco y esponjoso que encuentre, tan travieso y glotón que me rogaras que te lo pida de vuelta, y como será un obsequio tus padres no podrán objetar. Ahora comprar biberones es toda una hazaña, aunque tenemos un día a la semana para salir el mercado más cercano esta a media hora de mi casa en bicicleta, debiste verme el miércoles, creí que me desmayaria en la subida, el barbijo y los guantes no ayudaban, cuando llegue estaba más roja que un tomate y me vi tentada a quitarme la mitad de mi ropa; no te imaginas lo difícil que fue encontrar comida para perro y el protocolo para comprar, espero que hayas podido aprovisionar de todos los alimentos necesarios, y en este tiempo espero que lograras guardar unos chocolates bajo llave. Me muero por los bombones que vendían en nuestra universidad, cuando todo esto termine tu y yo tenemos que comer todos los chocolates de la tienda. El regreso fue un poco tortuoso, la mochila estaba pesada y me sentía como una mula de carga, aunque me alivió conseguir la lista que mi madre me entregó, es el destino de los hijos mayores, en realidad siento que nos envían como tributos, espero que para ti sea mucho más fácil. Pero el retorno me ofreció una sorpresa, fue increíble, la bicicleta en la ligera pendiente parecía volar, es la primera vez que la utilizo por tanto tiempo y a tal velocidad, sin autos el viaje parecía ser solo mío, y escuché en el camino tu canción favorita, “waiting for love” ¿recuerdas? Fue una experiencia grandiosa y a pesar del peso en mi espalda me sentí libre y feliz, tan solo con la luz del sol que amenazó con freírme viva minutos antes y el viento soplando en mi cara. Cuando todo esto pase tenemos que salir en bicicleta, te reto a una competencia. El tiempo restante en casa me recuerda a un fin de semana sin fin, todos los días veo películas con mi madre, estamos viendo sus películas favoritas ¿viste el último mohicano o danza con lobos? Acabo de verla con ella, y la maratón del padrino, es increíble como todo es motivo de chistes para mi hermano, ¿ves muchas películas o te sometieron a ser el compañero de telenovelas de tu mamá? ¿Tienes quien vea las películas de DC contigo? Me gustaría estar a tu lado para verlas y leer los cómics que me perdiste aquella vez. Quien lo imaginaría. Cuando todo esto termine quisiera tomar ese café contigo y escuchar un audiolibro juntos mientras comemos unas hamburguesas, también quiero que me cuentes las mil y una curiosidades históricas que aprendiste en la cuarentena, yo te contaré las novelas que leí y lo mucho que puedes tardar en leer Harry Potter con tu hermano menor respondiendo todas sus preguntas. Espero que este tiempo sea ameno para ti, más allá de las circunstancias. Y cuando todo esto pase tendrás que disculparme por el abrazo de oso que voy a darte, me temo que podría tirar entre 5 a 10 minutos, te prohibo decirme basta, no te imaginas cuanto extraño el contacto humano, y nunca creí extrañar un aroma como extraño tu colonia. ¡¡qué locura!! Extraño todo lo que no hicimos pero te prometo que haremos.

anamica.white
Author: anamica.white

2

Esta entrada tiene un comentario

  1. alondra

    conmovedor…. muy lindo.

Deja una respuesta

19 − catorce =