Saltear al contenido principal

Con mis palabras

_ Hola… ¿Como has estado? No me digas que has estado bien, porque no te creo.
¿Sabes porque? Ayer te vi… lo estabas esperando muy ansiosa, tanto que en tus brazos llevabas un pequeño osos peluche.

Te veías tan radiante con esa sonrisa, pero ese mono insignificante del que te enamoraste… te la desvaneció en un cerrar de ojos. Solo paso por tu lado y ni siquiera noto tu existencia.

Quise acercarme a ti… consolarte, apoyarte, detener esas cristalinas lágrimas que se deslizaban por tus mejillas, pero no pude… porque sè que realmente que no me quieres ver

(Di un suspiro)

_ Dime la diferencia de èl y yo. Cuando estuviste conmigo jamás te hice sufrir… incluso cuando tienes días malos, yo te hacia olvidar esos malos momentos y hacía todo para que tu sonrisa jamás desapareciera. Te apoyaba mucho para que no fallarás… sè que te molestaba equivocarte… nunca te ignore, ni mucho menos te negué.

Cuando hablaba de ti o me preguntaba por tì… decía que eras la mejor, nadie se te igualaba… eras como una deidad… mi deidad.
En cambio, èl solo te hace sufrir… ya no veo esa bella sonrisa que me enamoro… tu delicado rostro solo muestra dolor y desesperanza.

¿Porque aún así lo sigues amando?

Si quieres volver a mì… yo dispuesto dejaré todo y estare contigo.

Mi corazòn es tuyo y todos estos sentimientos son para ti. Nunca lo olvides…

Mi estrella

Volver arriba