Como la fuerza de un Huracán

Querida Saranyi:

Al pensar en ti, viene a mi mente la majestuosidad y grandeza de una montaña, la fuerza inminente de un Huracán, la frescura de una suave brisa de verano, y el olor exquisito de una hermosa rosa. Cualidades que llenan tu interior.

Muchas veces sientes que tu cuerpo desfallece, y tu energía vital es mermada a causa del gran trabajo que realizas como madre. Las preocupaciones que invaden tu ser, al pensar en tus hijos, y la manera en que tratas de llenar sus vidas para hacerlos crecer, sin las carencias emocionales que tuvimos, muchas noches te arrebatan el sueño. 

Pero por cada hora de desvelo, nace una nueva virtud en ti, una que da solución a cada una de las necesidades que se presentan.

Eres el equilibrio, en medio de mi desorden.

Eres la paz en medio de mis tormentas.

El gran sabio Salomón pregunta ¿Mujer Virtuosa quién la hallará?, y mi respuesta sin dudar es: Yo la halle, y es la guardián de mi corazón.

Nunca te rindas, aunque no consigas que los demás exalten tus logros, confía siempre en la fuerza inminente de tu Huracán interior. Cree en Ti, en lo que piensas, en lo que sientes, no dudes de tu razón, más no olvides siempre ponerla al control de Dios, el cual pondrá verdades en tu corazón.

Si de mi parte sientes que a veces no compartimos el mismo sentir, quiero que sepas que es más por el temor de no llenar las expectativas de tu corazón.

Pero ten la seguridad que siempre estaré aquí, siendo la roca firme donde puedas cimentar tus sueños, y el apoyo incondicional para llegar a ellos.

Siempre tuyo.

A.J  

1

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Me sacaste lágrimas de la ilusión que me causó tu carta! Me encanta como me describes en ella, me identifico. Y me queda muy claro que sí me conoces bastante. Muchas gracias cariño. Atesoraré este escrito en mi lugar favorito: mi mente!

  2. romina

    Muy bien la empatía, ahora concéntrate en la corrección.

Deja una respuesta

13 + 14 =