Saltear al contenido principal

Colección de momentos

Colección de Momentos

Primer Momento

Ariadne esperó impaciente la llegada del tutor, un estudiante de último curso al que no conocía. Sacó las carpetas de estudio y localizó los ejercicios que le causaban problemas.

—Mucho gusto Ari, soy Fabián.

—Encantada —respondió ella estrechando la mano que le ofrecía. Ésta te habría parecido una pasantía de lo más inusual. Ari tenía dudas muy específicas, rápidas de resolver. No tendrían que reunirse más de una vez a la semana ahora que había corregido los errores y aprendido a aplicar las fórmulas más complejas.

—Se te da bien, tal vez termines impartiendo pasantías.

Segundo Momento

-¡Sin tu ayuda no lo habría conseguido!, eres la mejor.

Ari devolvió el abrazo a su compañera, sintiendo que cada hora de estudio había valido la pena. Lo valía, por la sonrisa de ella, por el orgullo reflejado en la expresión de Fabián.

—¡¿Subió su promedio a noventa con una semana de pasantías?! —la sorpresa en su voz era verdadera, lo que hizo sonrojar a su acompañante —si cobraras te volverías millonaria.

—No me gusta cobrar. Disfruto enseñar, además sirve de repaso.

—Como usted diga, señorita.

—Tu nunca me cobraste, tal vez es culpa tuya.

—No te cobraba porque habría restado puntos a mi conquista —mencionó divertido.

Tercer Momento

Admiración, esa era la palabra. Fabián despertaba en ella un asombro inusual, el deseo de interpretarle, comprenderle, alcanzarle. Eran un equipo, dos mentes que pensaban al unísono.

Las dudas, en algún momento, se esfumaron. No había desconfianza, ni sospecha de que, lo que sea que hubiese entre ellos, pudiese llegar a su fin.

—Me gustas —afirmó él—,quiero besarte desde hace tiempo.

Cuarto Momento

Hemoglobinuria Paroxística Nocturna (HPN), 35% de los afectados fallece a los cinco años siguientes al diagnóstico, 25% de los pacientes vive 20 años o más con los tratamientos adecuados. Los riesgos de contraer leucemia, trombosis e infecciones  diversas son altos. Se han descrito casos de remisión espontánea de la enfermedad pero, ¿a qué debía aferrarse Ariadne?

Cuando escuchó el diagnóstico pasaron por su mente los momentos que definían su pasado, advirtiendo en ese preciso instante que llevaba las de perder el futuro.

Quinto Momento

Del cuaderno de Ariadne :

¿Qué me habría costado dar un paso al frente y no hacia atrás?, admitiendo sin palabras que lo anhelaba, que lo quería, ¿cómo habría sido si él hubiese ignorado mi duda, tocando mis labios con los suyos, anunciando a viva acción que me deseaba?

Aquél beso perdido, no lo descifraremos. 

Sexto Momento 

—A excepción del transplante de médula ósea, ningún tratamiento se considera adecuado. Lo más práctico sería ocuparnos de la corrección de la anemia y la prevención de la trombosis.

Había sido imposible alejar a sus padres del hospital. El diagnóstico les había parecido incomprensible y ahora se encontraban los tes apretujados en la sala de consultas, aguantando el dolor de recibir aquellas noticias tan improbables. Absurdas, pero ciertas.

Fabián se había enterado de ello. Lo habían hablado con calma, guardando las lágrimas para después, mirándose a los ojos con el corazón desecho.

Séptimo Momento

Devoción, esa era la palabra. Ariadne despertaba en él un cariño indescriptible, el anhelo de ser aquello que más necesitara. Eran un conjunto, dos corazones con finalidad.

El miedo, en algún momento, desapareció. No había recelos, ni cobardía.

Lo que sea que hubiese entre ellos dos, no tenía un fin.

Literary_Pau

Mi canal de YouTube y página en Facebook se llaman Literary Compass. Soy BookTuber y promotora de lectura. Mi lema es: El mundo está hecho de historias.

Volver arriba