Saltear al contenido principal

MI DIOS

Llegué a casa cerca de la 1:00 de la tarde, sabía que no había nadie así que busqué la llave y abrí sin tocar antes, al estar adentro exclamé casi gritando  —¡Mamá!—. para cerciorarme de que en realidad no estaba,…

Leer más
Volver arriba