Saltear al contenido principal

Pasado.

–¿Quién es? –pregunté airado. –Nada, no es nadie. Era la tercera vez que su teléfono sonaba y Jennifer insistía en que “no era nadie”. Me molesté. Fruncí el ceño y dirigí la mirada hacia otro lado. De tiempo en tiempo…

Leer más
Volver arriba