Saltear al contenido principal

BUENAS Y MALAS AMISTADES

Mejor amiga (Pasado)

Aquella noche tomamos mucho café y comimos como unos obesos de primera, claro que al día siguiente nos estábamos quejando de que no aguantábamos el dolor de estómago, pero todo había valido la pena, no parábamos de reír e incluso de llorar con algunas escenas de películas o anécdotas que contábamos. Todo fue fantástico.

Era de noche, el viento soplaba fuertemente, yo me encontraba sentado en el sofá de mi casa bebiendo un poco de café caliente mientras releía un poco de una de mis novelas favoritas: <<Mientras Respire>> de Romina Bayo y Carlos Cuauhtémoc Sánchez, cuando de repente mi celular comenzó a vibrar, era una llamada de mi mejor amiga, tome el celular rápidamente y conteste. Me había marcado para invitarme a pasar la noche en su casa, ya tenía el plan hecho, así que no le pude decir que no.

Me cambie, tome dinero y salí a tomar un taxi para llegar a su casa, íbamos a pasar una noche llena de películas, libros, música y mucha comida. Aquella noche fue espectacular.

Recuerdo bien que antes de partir de su casa la abracé fuertemente y con un beso en la frente le dije: <<A partir de hoy eres y siempre serás mi mejor amiga>>.

 

 

Traición de un amigo (Presente)

Voy camino al colegio, pero no voy solo, conmigo va mi mejor amigo, Almaguer, él es alto, corpulento, piel morena y usa gafas. Ambos nos encontramos callados, es un silencio incomodo, quiero hablar pero no sé cómo decirle las cosas, él sabe muy bien que es lo que está por salir de mi boca, pero tampoco se atreve a comenzar la plática. Me siento nervioso, esto no es común en mí, generalmente suelo ser muy directo, pero esta vez no quiero lastimarlo, sé que es una persona muy frágil, y si se lo digo sin tacto haré que nuestra amistad termine.

Seguimos caminando, por fin a salido algo de mi boca.

-Tenemos que hablar -he dicho con certeza-

-¿Qué sucede? –lo dice inseguro mientras hace una mueca-

-Sé que en algún tiempo te gusto Fonseca, pero ella nunca te hizo caso ¿Cierto?

-Sí, pero, ¿A qué va todo esto?

-Mira, te seré muy sincero, me gusta Fonseca, realmente la quiero y ella ya lo sabe, pero me ha dicho que si algo sucede entre nosotros tú te molestaras, sabes que no suelo preocuparme por las personas, que mi felicidad es primero, pero esta vez he hecho la excepción porque eres una persona muy importante para mí.

 

Se ha quedado callado, en su rostro no se refleja ninguna otra emoción que no se impotencia, sé que está molesto, que podría golpearme en ese mismo momento, pero también sé que no es capaz de hacerme daño, ni a mí ni a nadie. Así es él.

Hay palabras que quieren salir de su boca, lo sé porque no deja de hacer pequeñas muecas. El ambiente es bastante tenso para ser verdad, yo solo quiero ser feliz con la chica que quiero, pero no quiero lastimarlo a él, aunque para ser sincero, mi paciencia comienza a terminarse, estoy llegando a un punto en donde no me importara lastimarlo e ire en busca de mi felicidad.

He decidido romper el silencio.

-¿No piensas decir nada? –lo digo en un tono desesperado-

– Que quieres que diga, se supone que tú como mi amigo no puedes enamorarte ni mucho menos andar con la persona que quise. –se encuentra molesto, la rabia corre por sus venas-

-Nunca fue nada de ti, te rechazo, esta es mi oportunidad, ambos nos queremos y si te platique fue porque no quería lastimarte, esperaba que me apoyaras, pero da igual, seré feliz con ella quieras o no. –He sentenciado la plática-

 

Seguimos caminando, el ambiente es aún más tenso que hace unos instantes. Hemos llegado al colegio, ninguno de los dos soltamos alguna palabra, por mi mente pasan cientos de ideas descabelladas, pero mejor decido alejarme de él. He llegado con otros amigos y me he puesto a charlar.

 

No me importa que termine nuestra amistad, yo seré feliz con ella –lo digo con un tono de voz tenue, asegurándome de que nadie me escuche – De repente la veo, me acerco y la beso. Esto apenas es el comienzo.

 

-AxelM

AxelM

Tengo 16 años, me encanta leer y escribir, también suelo ser muy bueno exponiendo o debatiendo sin importar el tema. Me encanta aprender cada día más.

Volver arriba