Saltear al contenido principal

Bendito Karma

Bendito Karma.
Nos conocimos en la empresa donde trabajábamos juntos, mientras intercambiamos documentos de contabilidad, nuestra amistad se iba convirtiendo en enamoramiento, salíamos a comer juntos a la hora de almuerzo, nos quedábamos trabajando horas extras cuando todo el personal se había marchado en su horario regular, todo lo hacíamos para estar más tiempos juntos el uno del otro. Ella sabía que yo tenía una relación de pareja y como producto unos hijos por quienes responder, lo único que me pido fue que terminara con mi relación actual para poder iniciar una relación formal con ella, a lo cual la complací ese día
Cuando la busque para comunicarle yo había disuelto mi hogar para iniciar una nueva relación sentimental, me recibió en su casa muy contenta, me presento a su madre, hermana y abuelita, yo tenía un presentimiento que algo no andaba bien, lo percibía en las miradas de todos ellos, en el ambiente de silencio que reinaba en la sala de su casa, en el perro la mascota de mi novia que no dejaba de ladrar, y lo curioso de un loro que hablaba y me decía “adiós adiós, adiós”, estábamos todos sentados y de repente mi nueva novia se paró y se dirigió hacia mi diciéndome “He decidido terminar nuestra relación sentimental, no porque no me gustes como persona, reúnes todos los requisitos que busco en un hombre, no me importa que hayas tenido a otra mujer en tu vida, pero sabes si me importan tus hijos yo no puedo reemplazar a la madre de ellos y tú siempre estarás vinculada con ella por el bien de ellos, por lo cual yo he decidido no continuar con nuestra relación porque estoy segura que no podrá salir adelante contigo, por respeto a tus hijos y a mí misma este es el último día que quiero visites mi casa, la próxima semana renuncio a mi trabajo para ya no tener ninguna clase de contacto contigo”, en ese momento mi cabeza se me convirtió en un remolino de pensamientos de culpabilidad, resentimientos, en ese momento no podía entender lo que estaba escuchando, por un lado recientemente acababa de poner fin a una relación de siete años con la madre de mis hijos para comenzar una nueva relación, de repente estaban poniéndome a mí un final de un noviazgo recién iniciado con una nueva pareja, entonces me di cuenta que me había quedado solo sin mis hijos, sin la mama de ellos, sin el apoyo de mi familia y me puse a reflexionar después de lo sucedido que: “la mayorías de relaciones sentimentales cuando comienzan son influenciadas poderosamente por aceptación familiar de los padres y hermanos, estatus social, creencias religiosas, nivel de educación y que muy pocos deciden por cuenta propia con que persona quieren vivir por el resto de sus vidas lo que da como resultado al principio de una relación formalizada a crear conflictos por diferencia de creencias y sueños compartidos por realizar conjuntamente y personalmente”.
De regreso a mi cuarto en el hotel donde me hospedaba para iniciar mi nuevo trabajo en la sucursal del banco, fuera del bullicio de la capital, encontré una nota que alguien me había llegado a buscar y estaba firmada por mi novia con quien acababa de terminar, donde me pedía si podía hablar sobre lo sucedido ese día, mi corazón palpitaba de emoción en pensar que quizá podíamos continuar nuestra relación.

ndm

Me gusta la lectura en especial leer libros de superación personal.

Volver arriba