Saltear al contenido principal

Amor, te brindo mis atributos.

Soy un poco descuidado en lo que hago, por hacerlos apresuradamente sin tomarle importancia alguna, pierdo tercamente sus beneficios. Pero cuando me dedico a pensar en el noviazgo que estamos formando es muy diferente; dedico todo el tiempo que dispongo en ello. Mi interés en lo que somos es tuyo; es nuestro en lo que estamos creando.

Amor, quiero compartirte mis ideas para podernos fomentar mutuamente. La pareja que estamos construyendo significa mucho para mí. Creo que un buen noviazgo requiere de esfuerzo y dedicación, dándole a éste el tiempo que requiere, para que sea provechoso y de verdadera trascendencia. Tal vez tú pienses diferente, pero no te privo de tus pensamientos, me gustaría que pudiéramos compartirlos. Si tú dices que una pareja se refuerza más en caricias y buen trato está bien, yo si estoy a favor de eso, pero si una persona que no le dedica su verdadero tiempo no lo tendrá jamás, y posteriormente, no podrá disfrutar de sus frutos. Así que he decidido, junto a ti, trabajar por ello.

Soy muy competitivo, pero busco cooperar contigo en nuestras decisiones, de alguna manera, si ambos nos colaboramos de forma unida, podremos obtener resultados más afines y satisfactorios.

También pienso mucho en nuestras metas, busco darte el respeto y el amor que tú te mereces, aceptar tus atributos y buscar lo más apreciado que hay en ti. Me interesan tus propósitos, para mi es una inmensa muestra de confianza que podrías darme, pero, sobre todo, quiero alcanzar lo inalcanzable tomado de tu mano, ascendiendo sin mirar atrás. Tú eres mi guía; gracias a ti ahora soy lo que soy, y me motivas a exceder de mis límites. Quiero partirme la cara contigo, por lo que solo junto a ti, podré cumplir con lo que me he propuesto: ser feliz por un buen motivo, y ese motivo eres tú.

Oscar Secaira

Un camino si no lo andas, nunca llegas.
Un terreno si no lo cultivas, nunca da frutos.
Un negocio si no lo atiendes, nunca prospera.
Un ser humano si no se educa, nunca mejora.
Un trabajo si no lo empiezas, nunca lo haces.
Un libro si no lo aplicas, nunca lo entiendes.

Volver arriba