Saltear al contenido principal

AMOR TE BRINDO MIS ATRIBUTOS.

El tener tu cuerpo por las mañanas y sentir su calor es una delicia que me invita a seguir recostado a tu lado, pero mi reloj biológico me obliga a despertar y comenzar a correr con la rutina de la semana, tomar una ducha y rasurar mi rostro que tanto te gusta acariciar, cepillarme los dientes para darte un largo y apasionado beso de despedida para comenzar nuestro día, sin dejar pasar por alto un “te amo” o enviarte mensaje durante el día que te ayuden a sobre llevar las peripecias de tu día laboral.

Tome la obligación de acompañar a la más pequeña a desayunar con su abuelo, (tu padre), pues el disfrutar de ese rico chocolate y ese rico pan, no se compara con el alimento que el recibe con nuestra visita, mientras tomo esa deliciosa bebida me gusta admirar el rostro de mi pequeña, todo su parecido con tus gestos y risas.  Sé que desearías poder disfrutar también de esos desayunos, pero nuestras múltiples ocupaciones nos mantiene distantes por unas cuantas horas, pero estoy satisfecho porque tenemos la misma visión, vivir y disfrutar nuestra vida pasajera por este mundo.

Solo ahora que vivo a tu lado, sé que valió la pena dejar aquel lugar que me vio crecer y venir a la gran urbe y aunque existieron miles de personajes que trataron de entrar en la vida de cada uno, solo yo pude conquistar tu corazón y hacerlo mío, me sentí como un guerrero águila luchando por defender su tesoro.  Ahora nuestra fe en Dios nos permite tener esperanza y soñar en una vida mejor, sabemos que el dinero va y viene y se puede volver una tribulación si permitimos que nos controle, pero estoy enfocado en explotar cada una de mis habilidades para obtener el éxito en cada uno de los proyectos que nos hemos propuesto, heme aquí escribiendo este puñado de letras para ti y desde que decidí escuchar esa voz en mi interior de dejar de trabajar para cumplir los sueños de otros y enfocarme en nuestros propios sueños y metas, me siento tan libre como el águila que vuela para alcanzar la cima de la montaña, soy un guerrero por convicción pero tú me demuestras que eres una amazona dispuesta a luchar a mi lado por cualquier camino que se nos presente.

Tú me has ayudado a moldear ese carácter gruñón, gritón, pero sabes que soy decidido y persistente y al mezclarlo con el tuyo, hemos alcanzado una madurez que nos permite tener una mejor vida, llena de risas y de mejores momentos que disfrutamos en familia, tu carácter gentil y sincero siempre preocupada por ayudar al prójimo me ha ayudado a convertirme en un líder que da consejos a grandes y pequeños, sé que eso te encanta de mí y me esmero en seguir conquistando tu bondadoso corazón, tu eres la batería y mis hijos son la energía que me alimenta día a día.

Mis manos mágicas las cuido pues sé que son las que acarician desde tu rostro hasta tus pies para aliviar dolencias y pasiones,  son las que preparan los mejores manjares que alimentan a nuestros hijos, las que tienen la habilidad para cumplir desde una labor domestica hasta el más complicado proyecto o reparación de nuestro hogar, me tendré que esforzar para ayudarte a cumplir con tu rutina de ejercicio pues me interesa que estemos saludables y contentos con nuestros cuerpos, para que sigan desbordando, esa llama del deseo mutuo de poseernos, de besarnos hasta el alma.   Para mí es muy importante que nuestros hijos vean y sientan ese amor que nos profesamos, porque de que otra manera podríamos enseñarles ese amor verdadero, de cómo un hombre cuida de su amada.

Volver arriba