Saltear al contenido principal

A la ultima es la vencida

A la ultima es la vencida
Mi apreciada esposa desde que era un pequeño quería llegar a sobresalir en algo importante para mi desarrollo personal, mis padres querían que fuera sacerdote porque ellos eran una familia muy religiosa, yo en cambio solo quería estudiar y si para eso tenia que ser sacerdote estaba dispuesto a hacerlo, creci con muchos valores religiosos y familiares que hacían que no participara de muchas actividades que jóvenes de mi edad acostumbraban a hacer mi desarrollo de mi juventud estuvo muy apegado a las normas religiosas y de esa forma aprendi a ser una persona de bien con principios de honestidad y de respeto hacia personas e instituciones que en ese momento interactuaban conmigo.
Con el pasar del tiempo participe en un seminario de vocación sacerdotal y cuando exprese mis intenciones mas importantes era estudiar y superarme me dijeron que mi vocasion no era sacerdotal y me ayudaron a continuar mis estudios de secundaria y universitaria para hacer mis sueños realidad. A mis veinte años ya era Gerente Administrativo de una compañía en comunicaciones de radiotransmisores en mi país de origen, era tan joven que todo el tiempo pasaba preocupado por los resultados de mi gestión como gerente encargado del aspecto administrativo de la empresa, me preocupaba absolutamente de todo, comencé a bajar de peso, no dormia y mi vida era tan agitada a mi corta edad, me preocupaba por mi bienestar espiritual, familiar y profesional y ya no podía mas de repente se me dio una oportunidad de visitar a mi jefe en mi país vecino Guatemala y vi en su escritorio un libro de el escritor DALE CARNEGIE titulado COMO SUPRIMIR LAS PREOCUPACIONES Y DISFRUTAR DE LA VIDA, se lo pedi prestado a mi jefe y me dijo ese libro es como una biblia para llevar la vida en paz con uno mismo leelo las veces que sean necesarias hasta que tu cambies y prestarlo a otras personas que esten en tu misma situación, ese momento que tuve ese libros en mis manos marco mi vida en todos los aspectos de mi vida, en el libro habían unas leneas que decían “Aquellos que no saben combatir las preocupaciones mueren jóvenes” yo me propuse no morir joven por preocuparme demasiado todo el tiempo y practique lo que el libro decía y comencé a preocuparme menos y a en enfocarme en las diferentes alternativas para solucionar los problemas y que en ese momento me afectaban los frutos no se hicieron esperar comencé a sentirme mejor y a dar mejores resultados en mi gestión administrativa al frente de la compañía y me converti en un fanatico de la lectura de libros literarios y de llegar a hacer un escritor y orador profesional de motivación de superación personal.
De los maestros que me enseñaron parte de mis valores esta Jesus de Nasaret con sus Diez mandamientos, Buda con sus conocimientos de iluminación con respecto a la felicidad personal, y muchos maestros mas de diferentes movimientos religiosos que su mensaje principal es que reine el amor entre cada individuo que habitamos este planeta llamado tierra. A pesar de mejorar mucho en mi vida personal el ambiente profesional era tan influyente que me desviaba de mi misión personal y volvia a caer en fiestas con mis compañeros de trabajo, vida nocturna de fines de semana, todo eso me llevo a fracasar nuevamente en mi vida sentimental, pero un dia por los años noventa me case contigo y los problemas eran los mismos hasta que llego a mis manos un escrito de nuestro maestro Carlos Cuahtemoc Sanchez titulado LA ULTIMA OPORTUNIDAD y aunque no llegue a experimentar todo lo que el libro redactaba estaba a punto de perderlo todo por mis malas decisiones como hijo, como padre, como conviviente, como practicante religioso, como trabajador y tantos roles que nosotros desempeñamos en nuestras vida que llevamos, la Ultima Oportunidad como el titulo del libro dice me enseño que la esperanza de enderezar mi rumbo de mi vida era posible, lo invaluable de el escritor y maestro CCS me enseño que cuando todo esta perdido siempre hay una ultima oportunidad, por otra parte siempre me identificado con la ley del karma que dice haz el bien y recibes bien haz el mal y lo recibes multiplicado.
A ti mi esposa te quiero decir que cuando mas he querido cambiar mas he recibido las pruebas de conflictos internos que me hacen retroceder pero aquí estoy dispuesto a luchar por nuestro amor y seguir adelante y no darme por vencido mientras tenga un soplo de vida para disfrutar de nuestra felicidad. Para terminar te quiero dedicar este fragmento de el libro la ultima oportunidad que cambio mi vida “ se dieron la oportunidad ya que existe un sentimiento muy grande el AMOR no nace a primera vista este se va cultivando dia a dia es como una FLOR que requiere de mucho cuidado, mimos y riego diario asi es el matrimonio, el trabajo en equipo es importante las mujeres no son sirvientas los hombres deben colaborar” del libro LA ULTIMA OPORTUNIDAD de el escritor y maestro Carlos Cuahtemoc Sanchez.

ndm

Me gusta la lectura en especial leer libros de superación personal.

Volver arriba